Punción seca

Fisioterapeuta haciendo una puncion seca para evitar dolores

La Punción Seca es una de las técnicas más efectivas y rápidas en el tratamiento del dolor miofascial. Consiste en la punción del músculo con una aguja estéril directamente sobre el "Punto Gatillo", con esto se provoca la destrucción de la placa motora y la estimulación del huso muscular para producir la: desactivación del Punto Gatillo, relajación muscular y disminución inmediata del dolor del paciente.

Después de la punción se realiza un tratamiento manual suave y superficial: spray frío, estiramientos, masaje… para mayor efectividad de la técnica y no tener el paciente tanto “efecto rebote” en las siguientes horas.