Terapia manual

Es la base de la fisioterapia y la base de nuestra metodología. Las manos son la herramienta más sofisticada de la que disponemos, con ellas podemos sentir, valorar, detectar, haciéndonos así un mapa del cuerpo y la persona que tratamos.

Gracias a las manos y la sensibilidad que nos brindan, podemos apreciar los cambios cualitativos que limitan la funcionalidad del cuerpo. Son estos cambios cualitativos los más difíciles de detectar y los más importantes de valorar, es donde el cuerpo nos dice, que está restringiendo, que está protegiendo y donde nuestras técnicas tienen más valor. 

Con una correcta valoración manual,  habiendo creado el mapa del problema, valorando los distintos condicionantes y creando una jerarquía de los síntomas, decidiremos cuál es el siguiente paso a dar. Las manos son la herramienta con la que nos valemos para cumplir nuestro esquema de valorar-tratar-valorar, después de cada tratamiento tiene que haber una valoración de los cambios que ha realizado el cuerpo durante la sesión.